lunes, 21 de septiembre de 2009

CURSO 2009-2010

Hola Princesa!!!

Ya ha terminado el verano, esa estación que tanto nos gusta, bueno, que tanto le gusta a mamá porque a ti, te pasa como a la abuela, no te sienta demasiado bien tanto calor.

Hemos pasado el verano juntas, como todos los años, tu por las mañanas con los abuelos y por las tardes con mamá y el mes de Agosto enterito para nosotras. Ahora te echo tanto de menos…Te acuerdas de Denia?, te acuerdas de la playa y de las torres de las cuerdas?, de nuestros paseitos?, de los helados que te compraba la abuela?, todavía, a ratos, cierro los ojos, me gusta recordar esos momentos en los que no existe la prisa entre tu y yo, esos paseos nada más levantarnos para ir a la playa, como nadabas de bien! lo que te ha gustado jugar en la playa este año… recuerdas cuando mami te ayudaba a hacer castillos de arena? Empezó a gustarte desde el primer día que viste como los otros niños los hacían y las torres de cuerdas, que gracias a Dios descubriste la última semana de vacaciones, no fueron esas cuerdas por las que no puedes trepar las que te llamaron la atención, realmente fueron las risas y los gritos de los niños lo que lo hicieron, como te gustaba estar allí debajo, como exigías a mamá que te llevara y nos metiéramos allí debajo y así estar más cerca de los niños, como te encanta estar cerca de ellos, como cuando ibámos por la tarde al parque de los columpios, la abuela y mamá pensábamos que querías subir en el tobogán, pero no era así, te conformabas solo con estar allí, en el suelo eso sí, con estar en el mismo lugar donde están el resto de los niños, no te hace falta mirar, ni ver el sitio para saber que es un lugar en el que hay niños, solo con oír sus risas ya lo sabes.

Y lo que has crecido este verano, lo mayor que te has hecho, tu carita de bebé que tanto lo gustaba a mamá se ha quedado en el mar, se ha transformado en la cara de una niña preciosa, la más preciosa de la tierra… con esos ojos escrudriñándolo todo, mirándolo todo, como decía el “abuelo del cielo” cuando todavía eras muy pequeñita: “que observadora va a ser esta niña”, entonces ya se te notaban esas ansias por descubrir el mundo que tienes, te gusta observarlo todo, preguntar por todo, ahora, cuando vamos en el coche o vamos de paseo en la silla, no paras de mirar a mamá para que te vaya explicando a dónde vamos, de dónde venimos, qué vamos a hacer, te gusta que mamá te hable todo el rato, que te cuente cosas, te encantan los cuentos, te encanta recordar con mamá todo lo que has hecho durante el día. Ahora conoces todos los sitios, donde trabaja mami, donde viven los abuelos, donde trabaja el tío Javi, donde está tu cole, sabes en todos los sitios en los que venden chuches… eres tan inteligente…

Ahora que has empezado el Cole, que todo ha vuelto a su rutina te echo de menos, te echo tanto de menos. Quizás porque este año sé que te encanta el Cole, que te gusta estar separada de mamá, este año se te nota en la cara cada vez que llegas a casa y cada vez te hablo del Cole, lo loca que te pones, las alegrías que haces, además apenas has llorado, como se nota lo mayor que te has hecho! Cada vez que llegas a casa veo la satisfacción en tu cara, la satisfacción que te produce el estar separada de mamá, el tener tu sitio donde compartes un montón de cosas con otras personas que no son mamá, papá o los abuelos, es tu ratito de independencia, allí debes hacerte entender tu solita sin que esté mamá para ayudarte, para darte las mil opciones que existen y tu elijas una, para mirarte a la cara hasta descubrir que es lo que quiere mi Princesa, cuántas veces nos hemos recorrido las dos una calle hasta conseguir: tú decirme lo que querías y mamá entenderte, cuántas hemos llorado juntas porque no nos hemos entendido, cuántas veces engañas a mamá y te conformas con otra cosa para que no me sienta mal y crea que te he entendido y, cuántas veces mamá te ofrece mil y una alternativas para distraer tu atención de eso que tanto ansías y que mamá no es capaz de descifrar, que difícil es para ti, amor mío, decirle a mamá que no quieres agua y quieres fanta… y como eso, el resto de cosas, cuanto trabajo necesitas para hacerlo todo y cuanta ayuda, pero lo que más me fascina de ti, son las enormes ganas de trabajar y de luchar que tienes, las enormes ganas de descubri el mundo y de conocerlo todo, yo solo quiero estar contigo para enseñártelo, todo el tiempo del mundo para ti…

Ojala este año Irene nos enseñe a comunicarnos un poquito más, ojala que aprendamos a poder contárnoslo todo, no solo mamá a ti, sino también tu a mamá, no sabes las ganas que tengo de que me cuentes cosas… no sabes como me gusta tu voz… no imaginas cuanto te quiero…



ALBA EN LA FIESTA DE LA BURBUJA EN RUIDERA


EN SU TRONA DE RUIDERA Y MERENDANDO





LISTA PARA EL PASEO POR LAS LAGUNAS


I DIA DE CLASE DEL CURSO 2009-2010


ORINAL
2º DIA DE CLASE


4 comentarios:

Jesús dijo...

Hola Ana y José María. Me han llegado noticias de ste blog por Alberto, el hermano de Ana, y no sabéis lo que me alegro de ello. ¡Con la catidad de tonterías que uno encuentra en internet, es un milagro encontrar este canto a la vida, al amor y a la fureza que es vuestro blog!
FELICIDADES por el esfuerzo y vuestra princesa.
Un abrazo,
Jesús Navarro (amigo de Alberto, de Tomelloso)

María Aragón Vargas dijo...

A mí también me han llegado noticias del blog por Alberto. Me he emocionado al leerlo. Enhorabuena Ana y José María. Vuestro blog me muestra que el mundo está movido por la fe y la belleza.
Un fuerte abrazo.
María

Inma dijo...

Hola Jose María y Ana Rosa:
Soy Inma, vuestra vecina. Tengo que deciros que he encontrado este blog por casualidad cuando estaba buscando otra cosa y deciros que me ha encantado. De siempre os he tenido una gran admiración como personas, la FUERZA y el CORAJE con el que afrontais la vida con las cosas buenas y no tan buenas que os ha traído.
Como madre que soy, pienso que los hijos son el mejor regalo que te da la vida, lo que más alegrías te da, pero también, lo que mas duele en la vida es un hijo, hasta las cosas mas insignificantes que a esa personita le duele, a ti te duele enormemente. Por ese motivo os tengo en tanta admiración, por el afán de superación que tenéis, para darle a Alba todo lo mejor (como haría cualquier padre) porque esa personita tan guapa ha venido a este mundo para hacer feliz a toda su familia dando las alegrías que os está dando y para que se las deis a ella. Seguid así, ya que sois un ejemplo envidiable para todos.
He leído de la primera a la última de las palabras que habéis escrito en todas las entradas del blog con lágrimas en los ojos, pensando en los momentos tan tan duros que habéis pasado, pero este blog es un rayo de luz y un canto a la vida. Ya que en el momento que llega la aceptación y abrís los ojos es cuando realmente veís la realidad: a vuestra preciosa niña Alba, la alegría de vuestras vidas.
Seguid así, soís un gran ejemplo para todos.
En una ocasión leí, que a veces lo que no te sale decir con palabras cuesta menos si lo escribes. Éste es mi caso, muchas veces he tenido ganas de preguntaros que tal todo, pero he dudado en hacerlo, ya que no se como os lo podéis tomar, ya que hay personas que preguntan por preguntar, simplemente por que quieren saber, y otras que verdaderamente se interesan por vosotros. Mi caso es el último, por supuesto, y espero que así lo tengáis en cuenta.
Un ábrazo enorme.

Anónimo dijo...

De pronto os encuentro dentro de una pantalla junto a vuestra Princesa Ana y José María pertenecientes a la dinastía maravillosa de los que apuestan por la esperanza. Y leyendo tus cartas, José Mari, veo que sobre los túmulos de la miseria actual vosotros, Ana y tú, sois la luz primera del alba. Es cierto que se hace verdad todo cuanto toca el amor sin fachada de publicidad, tan cierto como la alegoría diaría de la rotura de la noche al amanecer. En un momento todo estalla y se rompe, todo es sombra y al instante luz... Libertad del infinito que retorna y torna eternamente, corcel escarlata que libera el alma, caricia de Dios, esencia del cielo que inunda la vida. Alba, corazón de amor es más que princesa, es sol que amanece sobre las lagunas, sobre los tejados, a ras del sembrado, encima del sol, junto a las marismas, dentro de los ríos, debajo del mar donde los corales tejen y destejen vidas de mil formas. Alba, donde todo cabe, anhelo de besos, lumbre de ansiedad, flor de la aventura de saber que tú eres la princesa de un reino de amor.
Felicidades por vuestro testimonio de ternura y entrega, gracias por ser sencillamente maravillosos que el buen Dios os lo premie.
Natividad Cepeda